¡Brozo! el payaso vulgar, rey del FM y #youtube que transmite #envivo todos los días.

Por: Joel Vences

Un personaje que lleva mas de tres décadas al aire en diferentes medios de comunicación, es Brozo el payaso tenebroso, que a los ojos comunes parece un actor desempleado que por mera ocurrencia utilizó un saco roto, una peluca y habla en doble sentido, si usted piensa eso ¡Muy mal jovencit@!

Brozo el payaso tenebroso rescata la tradición del teatro de carpa, un género del teatro mexicano que floreció a principios del siglo veinte entre sátiras políticas y comentando noticias del día difiriendo de los medios oficiales, y éste género a punta de macanazos fue desaparecido y finalmente el teatro costumbrista fue instituido por decreto con el estreno del entonces veinteañero Emilio Carballido con rosa de dos aromas en el palacio de Bellas Artes, seguido por Sergio Magaña y una retahíla de costumbristas «modernos»

Brozo el payaso tenebroso no deja nada al azar en la interpretación diaria de su personaje fársico y explicaré en qué consiste la genialidad:

1) El carácter del teatro de carpa se basa en un lenguaje coloquial, en éste teatro itinerante el público podía contestar voz en cuello al texto de los actores y ese punto lo rescata brozo en el formato de sus programas «cabuleando» a los camarógrafos y cualquier persona que pudiera estar en el set de televisión.

2) La capacidad de improvisación que tiene el actor Víctor Trujillo (Quien le da vida al personaje “Brozo”) es impresionante, en el género de teatro de carpa, los actores sólo tenían un tema a desarrollar o una situación específica que se daba sobre la improvisación, éste formato se debe a que nunca había dos funciones iguales, por los acontecimientos del día a día que eran comentados dentro de sus actuaciones, tal como lo hace Brozo. La improvisación es el acabado final del trabajo de un equipo de producción que SIEMPRE realiza un guión para el programa con las noticias que recaban, analizan y por último propone el modo en que serán dichas las notas: el tipo de humor, varios chistes y los puntos a destacar.

3) Rescata la tradición del bufón cortesano, el comediante en las cortes Europeas era el único que gozaba de total impunidad al hacer críticas al poder, el bufón dice cosas muy fuertes desde la voz del personaje, el actor no tiene por que pedir disculpas, menos un personaje de ficción.

4) Otra veta del teatro mexicano que Brozo rescata es el teatro campesino, representaciones teatrales que se realizaban en los pueblos de forma juglaresca hablando de los problemas del campo y siempre con una situación crítica, en épocas de la revolución y todavía en épocas de Lázaro Cárdenas el teatro fue el vehículo perfecto para difundir una ideología y visión de los acontecimientos políticos y sociales.

5) Ya a la distancia que brozo se consolidó como un personaje en el colectivo imaginario muchos imitadores improvisados pueden hacer gala del uso de un personaje bien estructurado y sólido, la muestra es que muchos piensan que Brozo es un actor que no es actor haciéndola de payaso callejero ¡Y eureka! Eso quiso proyectar el autor del personaje, ¿Y cómo se llamaría Brozo de cara lavada y sin peluca cuando no es Brozo, pero tampoco es Victor Trujillo? Ahí está el personaje.

6) Ese maquillaje burdo y ramplón a la vista es una herencia del payaso tradicional, del juglar de la calle, del payaso circense, del clown de fiestas, de la docta época de la commedia de´ll arte y del improvisado payasito calzas rotas, ese maquillaje es una marca inequívoca que exagera los gestos del hombre para transformarlo en payaso. La nariz en el lenguaje escénico es una máscara, absolutamente quien haya visto un payaso en la vida, sabe que si se coloca una nariz roja tiene el derecho y obligación de hacer payasadas, la nariz es una licencia para cuestionar y confundir la realidad desde la ingenuidad de un ser eternamente ingenuo: El payaso.

7) La estupidez de reírse de las cosas serias de la vida. La estupidez es la primera premisa del payaso, y no la estupidez en un sentido peyorativo, si no en un aspecto de inocencia, ingenuidad, como la ignorancia de un niño por el mundo que se atreve a realizar preguntas osadas en momentos inoportunos… Ése es el payaso, un ser inocente que pregunta cosas de la realidad, apenas descubriendo el mundo, por eso se pone al revés los zapatos, por eso nunca entiende las cosas claras, todo lo enreda, se deja golpear y golpea sin querer, cuando el actor con el permiso de ser estúpido auténticamente es un idiota, nos identificamos con él (o ella) ¿Quién no ha pegado sin querer? ¿Quién no busca algo y lo tiene frente a sus ojos? ¿Cuántas veces no confundes el derecho con el izquierdo? ¿Quién no se ha caído? Ahí todos somos ingenuos (o estúpidos) y al sentirnos identificados con la suprema torpeza, surge la risa y la empatía, quien no pueda reírse de sí mismo, nunca debería ser tomado en serio.

 

8) Ese lenguaje vulgar y corriente. Si, claro, vulgar porque proviene del vulgo, y corriente porque se usa todos los días, es un lenguaje del pueblo que se practica a diario, la definición vulgar y corriente, es un halago, le ha dado justo al tono discursivo y expresivo de un sector del pueblo, (el capitalino clase media-baja de la ciudad de México) ¡Atención lingüistas aquí hay temas de tesis para doctorado!, digamos que el actor Víctor Trujillo preserva una de las tantas formas lingüísticas autóctonas del habla hispana.

9) ¿Porqué no muestra la cara cobarde, porque se esconde detrás de un personaje? ¡Porque la nariz roja le da permiso! Desde antes de la gran Roma antigua, los personajes satíricos podían burlarse de los personajes políticos o los cultos religiosos, la comedia es la licencia para decir verdad

es fuertes, que a la gente común no les es permitido, ¿Y esconderse? Cuando la cámara se apaga, seguro podrás hablar con Víctor Trujillo vestido de payaso harapiento.

10) Y esa ropa mugrosa, ¿Acaso no tiene dinero para vestirse bien? Imaginemos a Cantinflas o Chaplin: vestidos elegantemente… Simplemente no transmitirían la esencia de un personaje pobre que hace lo que sea por subsistir, !Y eso! Los mete en problemas. (Recordemos a Chaplin en tiempos modernos, la secuencia de los engranajes) Un rasgo de Brozo se inspira en el payaso triste, un payaso vagabundo con los guantes rotos, con un traje zurcido, repleto de parches hilvanados de humor negro. El espectador se ríe de las tragedias del payaso triste, pero sabe que no son verdad, Chaplin come suelas de zapatos, pero el actor no, Al payaso le duele un martillazo en el dedo, pero al actor, no, hay un efecto de distanciamiento entre la tragedia del personaje y la realidad del espectador. Pero… ¡PERO! …Reírse con Brozo le duele al espectador, por que de la realidad de la que se ríe ese payasito es también la realidad del espectador, no hay un distanciamiento de la realidad del payaso con la del espectador. Ahí Florece el humor negro, la innovación y genialidad del maravilloso Brozo payaso Tenebrozo Por eso Brozo es un personaje bien construido, un personaje humanizado, con una gran técnica actoral, porque la técnica bien empleada, no se ve, algo así como un zurcido fino, tanto para éste como para sus otros personajes: Estetoscopio Medina Chaires, el charro amarillo, la beba Galván, entre otros.

Y por último “el payaso ese” goza de mucha más credibilidad quede la que otros tantos «comunicadores serios» presumen.

He dicho. ¡Larga vida al humor! ¡Larga vida a los bufones! ¡Larga vida a Brozo!

Autor: @Joel Vences  sígueme en facebook como @vencescreativo.

Sigue a Brozo en su sitio web el mañanero diario.

También en su canal de Youtube Brozo x mis webs.

 

¡Hola, soy Joel! Actor locutor y titiritero. Desde el 2006 soy director creativo del grupo Títere Vivo. Me he involucrado en proyectos de medios de comunicación, radio, e internet principalmente. Actualmente también soy asesor creativo para artistas que están emprendiendo o desean despuntar su carrera o darle un empuje importante para hacer de su pasión creativa un modo de vida sustentable. Loco por el emprendimiento y el arte he logrado conjuntar éstas dos actividades en una sola y en éste blog te ofrezco herramientas útiles de emprendimiento.

2 commentarios

  1. Paco Mufote
    agosto 30, 2019

    Gracias por compartir este interesante artículo… Por poner a la mesa este esbozo sobre el personaje… Y por compartir la valiosa información sobre un bocado de la historia teatral reflejada en este personaje maravilloso …un fuerte abrazo … larga vida a tu trabajo 😁

    Responder
    1. Joel Vences
      septiembre 22, 2019

      Gracias Paco, en verdad hay que rescatar la tradición que encierran éstos maravillosos personajes independientemente si está uno de acuerdo o no, la idea de escribir el artículo fue a raíz de que en una plática me comentaban que qué chiste tenía ¨El Brozo¨ si nada más era pintarse la cara y decir groserías, a lo que le dije ¨Oh no¨ y prácticamente esbocé en ese momento el atículo que acabas de leer.

      Saludos Paco.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *