Othón Téllez. Promotor y Artista Visual ¡Éxito de caso!

 

La industria naranja y las empresas creativas viven hoy una moda, un boom que apantalla a las nuevas generaciones y a quienes llevan tiempo dedicándose al mercado del arte no impresiona mucho, pero agradecen que al fin una actividad que llevan desempeñando hace tiempo al fin se tome con seriedad y profesionalismo.

En el caso de Othón Téllez, fue un incomprendido desde la era romántica e idólatra de finales de siglo XX, que hasta hace poco tiempo lo que hace deja de ser visto como extraño y fuera de lo normal.

Déjame darte una introducción del personaje en cuestión y al final de éste artículo encuentra cuatro cápsulas de una entrevista completa que Othón Téllez me brindó para éste blog.

Othón Téllez lleva ejerciendo labor creativa desde los aquellos lejanos años 70´s prófugo de las galerías, renuente de los intermediarios y desconfiado de los especuladores del arte, toma por iniciativa propia realizar la promoción artística de su material e indaga en textos de marketing y publicidad, lo cual lo hace ver extraño ante los ojos de sus colegas bohemios y desinteresados (en apariencia) del valor monetario del dinero, pero tampoco tomado en serio por las personas que realizan promoción y venta de un artículo cualquiera, o sea, sí, vende, o sea, sí, anuncia ¿Pero arte? ¿Eso quién lo compra? ¿Eso quién lo necesita? Nuestro querido Othón así anduvo entre esos dos mundos aparentemente irreconciliables.

¿Pero a quién le importa lo que piensen los demás si vas construyendo tu propio sistema de distribución y promoción artística?

Conozco a varios artistas que sí les importa lo que piensen sus colegas y supeditan sus talentos a la crítica mediática y burlona de los demás, pero al héroe de éste artículo Othón Téllez no le importó, eso le valió primero tener un círculo de personas que además de ser espectadores de su creación artística también se volvieron sus clientes, algo mejor que un mecenas, que un patrocinador, porque apoyaban con su compra la inquietud artística y genuina de Othón, dándole libertad creativa que es mucho mejor que los apoyos gubernamentales, que son como los cultivos de temporal, no hay todo el año hay, sólo por temporadas y eso tampoco es muy seguro, en cambio, generar un círculo virtuoso de creación-promoción-venta es como el cultivo de riego; todo el año da oportunidad de cosechar y sembrar, en ésta última opción el agricultor tiene más opciones de manipular los factores que harán que se de bien la siembra en su parcela.

Con el paso del tiempo, Othón Téllez, observador de su entorno pudo crear su propio método a base de la prueba y error,  además aplicó conocimientos técnicos que aprendió de los pioneros del marketing del siglo XXI.

La constancia de su obra en las galerías privadas de coleccionistas favoreció que las instancias oficiales le dieran valor y cabida en sus recintos.

Tarde o temprano la constancia creativa da sus frutos, en lo personal lo he constatado con mi trabajo personal y el de otros, mediante la perseverancia creativa en los medios independientes puedes llegar a los círculos artísticos institucionales, y viceversa, de los círculos institucionales, tarde o temprano puedes pasar a los circuitos de arte independientes, la clave es ser humilde para poder reconocer las virtudes y aceptar las oportunidades que ofrecen ambos medios de producción, tanto independientes como institucionales.

¿Independiente o institucional?

Quien asevere pertenecer por afiliación ideológica o simpatía a un circuito independiente o institucional y soslaye al otro, está condenado a comerse sus palabras con el aderezo de su preferencia, (ranch o mil islas) ya que un artista es validado por su medio, y si ambos sectores reconocen a un artista, aumenta valor en todos sus significados a su obra ¿Por qué? porque  el arte al ser subjetivo supedita su valor al reconocimiento de su entorno.

Entonces tenemos en Othón Téllez un gurú que no se proclama gurú, por que no se siente con una autoridad sobre natural o intelectual para ponerse a predicar verdades como profeta buscando adeptos que lo escuchen y se embeban en sus palabras, por el contrario, es un creador artístico que pone al servicio de los demás el conocimiento que ha recopilado mediante años de experiencia, observación y estudio.

Othón Téllez es alguien que esconde su pomposa trayectoria en palabras llanas y accesibles para poder explicar mejor términos que los artistas debemos comprender bien y poner en práctica, Othón es un gran maestro que nos despierta curiosidad por los tópicos de creación artística y creación de públicos.

Mi nombre es Joel Vences y es un gusto poder escribir para ti lector artículos sobre que es el emprendimiento creativo y mercado del espectáculo.

Sígueme en Facebook como Joel Vences Asesor Creativo y para más entrevistas en mi canal de Youtube Joel Vences

Disfruta de éstas cuatro cápsulas que conforman la entrevista completa al maestro Othón Téllez.

 

¡Hola, soy Joel! Actor locutor y titiritero. Desde el 2006 soy director creativo del grupo Títere Vivo. Me he involucrado en proyectos de medios de comunicación, radio, e internet principalmente. Actualmente también soy asesor creativo para artistas que están emprendiendo o desean despuntar su carrera o darle un empuje importante para hacer de su pasión creativa un modo de vida sustentable. Loco por el emprendimiento y el arte he logrado conjuntar éstas dos actividades en una sola y en éste blog te ofrezco herramientas útiles de emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *