El mito de un trabajo seguro, la realidad de ser tu propio jefe.

El mito de algo seguro.

Lo único seguro en la vida es la muerte, el fin de los días terrenales, las generaciones que laboraron a principios de siglo XX podían aspirar a un trabajo con prestaciones y seguros sociales, pero hoy en día esa opción está más en peligro de extinción que las tortugas galápagos, no solo por ser inusuales si no por la rareza cada vez mayor con la que se les pueden avistar.

Por principio de cuentas los conceptos de pensamiento están cambiando vertiginosamente, ahora nuestra percepción del tiempo es cuántica, fragmentada y atemporal, siempre caótica, el caos es lo único seguro cuando veo a mi madre preocupada aconsejándome que además de mi trabajo de freelance dedique unas horas a un trabajo entre comillas seguro.

No es que no haya buscado un trabajo seguro, pero por circunstancias ajenas a mi, nunca me pude asegurar algo seguro, lo mas seguro que encontré eran trabajos donde no se podía generar antigüedad y el pago de vacaciones y aguinaldo era tan extraño como un avistamiento del yeti o de Nessie, por lo tanto, en mi caso ir por la segura era de lo mas inseguro, cuando por fin me decidí a aventurarme a lo inseguro, todo se volvió más seguro, ahora yo decidía en qué y cómo invertir mi tiempo, sin horarios impuestos y trabajando a mi ritmo.

El problema ahora era romper paradigmas, todo el conocimiento que sabía sobre gestión cultural tuve que tirarlo a la basura, y desempolve mi espíritu emprendedor.

Me di cuenta que era más eficaz conseguir presentaciones en lugar de alquilarse por horas para un trabajo de docente, que en lo personal va mas con la vocación mía ser un personaje escénico que maestro de escuela o facilitador de conocimiento como ahora le llaman. (Sin embargo disfruté mucho trabajar frente a grupo, y sobre todo aprendí)

Emprender tu propio esfuerzo se vuelve a mediano y largo plazo algo más seguro, capitanear tu propia idea creativa te permite ser el jefe de la empresa donde laboras, así tendrás la seguridad de que nadie te pueda despedir en cualquier momento.

Trabajar en un lugar fijo para endeudarte a treinta años por una casa es… una situación de locura, ¿Porque mejor no laboras menos años para invertir en una vivienda que no se infle por intereses absurdos que triplican en valor de una propiedad sobrevalorada?

Así es que la proxima vez que escuches la sugerencia de que busques algo seguro valora ese consejo, de quien viene y como te lo dice, si es una persona mayor de cincuenta años, no te preocupes ni te enojes con ellos, ya que es una época en la que vivieron y no pueden entender por ahora el milagro del freelance, sueño de generaciones anteriores de ser tu propio jefe e instalar tu oficina donde quiera que estés.

Así es que la próxima vez que alguien te sugiera que dejes el camino del emprendimiento personal por una opción más segura, recuerda que en el emprendimiento personal tu eres tu propio jefe, tú administras tus recursos y es tu barco, tu mandas, tu eres tu propio capitán.

Contáctame o sígueme en mis diferentes redes sociales como Joel Vences o conoce otros artículos como éste en joelvences.com y en facebook Joel Vences Asesor creativo.

¡Hola, soy Joel! Actor locutor y titiritero. Desde el 2006 soy director creativo del grupo Títere Vivo. Me he involucrado en proyectos de medios de comunicación, radio, e internet principalmente. Actualmente también soy asesor creativo para artistas que están emprendiendo o desean despuntar su carrera o darle un empuje importante para hacer de su pasión creativa un modo de vida sustentable. Loco por el emprendimiento y el arte he logrado conjuntar éstas dos actividades en una sola y en éste blog te ofrezco herramientas útiles de emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *